Seguidores

topbella

05 abril, 2010

Noches sin luna Capitulo 5


- bi, bien – tartamudeo Mac, al escuchar el timbre hipnótico de la voz de Harm, él le miró extrañado
- te ocurre algo?
- no, es solo que siento como si te conociera de algún lugar, lo siento se que es una tontería y seguro pensaras que soy una lunática así que me voy- acto seguido comenzó a alejarse de la barra

- no, para nada- pausó mientras le tocaba el brazo para detenerla- tu también te me haces conocida, tal vez nos conocimos en algún lugar o nos encontramos en la calle, tomate algo conmigo por favor- dijo mientras le regalaba una sonrisa de alto voltaje.

Mac asintió mientras sus mejillas se sonrojaban - te han dicho que te ves hermosa cuando te sonrojas- comento Harm y esto hizo que el color se le subiera aun más- así que cuéntame Sarah ¿a que te dedicas?

- soy abogada militar
- Tazon o calamar
- disculpa?- Mac me miro fijamente, el volvió a sonreírle
- lo siento ¿marine o de la marina?
- Marine
- es realmente un gusto conocerte entonces yo…
- ¿Harm puedo hablar contigo un momento?- le interrumpió una rubia delgadísima quien se había acercado sin que ni Mac ni Harm se dieran cuenta. El la siguió con cara de pocos amigos no sin antes prometerle a Mac que volvería.

…….
-¿Qué pasa Laila?- preguntó Harm impaciente
La chica tiró un poco del dobladillo de su blusa antes de hablar- tu sabes que te tengo respeto ¿verdad?- Harm le miró con intensidad, ella continuó- En honor a eso y a los múltiples favores que me has prestado en los últimos cien años que nos conocemos te debo decir que ayer se reunió el consejo.
-¿Cómo lo sabes?

-Recuerda que sigo siendo la guardiana de Kari y ella viajó ayer a Nueva Orleans para una reunión extraoficial del consejo, al parecer la “elegida”- hizo comillas con los dedos- va a volver a levantarse
- y que tengo que ver con eso?
- El consejo esta mandando a los rastreadores para buscar a la chica y al traidor que será rey

Harm giró los ojos – repito la pregunta ¿y que tengo que ver con eso?
- Simple: eres uno de los pocos que han abandonado el consejo sin  haber muerto en batalla o sin una razón aparente- pausó- recuerda que yo estuve junto a ti en el incendio de hace ya varias décadas en Nueva Orleans donde matamos al clan de los guardianes, bueno a todos excepto a la pequeña demonio que se convirtió en tu pupila.

-Laila, al grano por favor- dijo él mientras suspiraba con impaciencia

Ella le sonrío tiernamente- eso quieres? Bueno debes encontrar a la supuesta libertadora de los malditos antes que la encuentren y desmiembren los chicos de Claudio. No estamos para andarnos con tonterías y nuestro pueblo necesita una esperanza en la cual creer para poder quitarnos al consejo de encima. Haz estado muy alejado de nosotros por lo que no sabes acerca del reinado de terror de Claudio, la gente solo esta con el porque o le teme o recibe rendimientos de sus actos

 El silencio se estableció entre ellos pesadamente hasta que Harm habló- ¿Por qué debo intervenir?
- Debes reclamar el lugar que te pertenece por derecho de sangre y, si la leyenda es real, de tu línea vital vendrá nuestra querida promesa.

- ¿que dirías si te dijera que sé quien es la elegida?- preguntó Harm en casi un susurro
- te diría que qué demonios haces aquí, deberías estar cortejándola y manteniéndola a la sombra de la luna hasta que llegue su tiempo el próximo mes
- ¿y si te dijera que ella esta aquí? ¿Qué me dirías?
Laila abrió mucho los ojos y comenzó a barrer la estancia con la mirada- ¿Dónde esta? ¿Quién es?

Harm le sonrio orgulloso- es la chica que esta sentada en la barra, con la que estaba cuando me interrumpiste.

La mirada de la mujer se tiño de remordimiento- te pido que me perdones, no lo sabia- se quedó en silencio durante unos segundos ¿puedo conocerla?- Harm asintió

- solo que ten cuidado, ella no sabe nada de lo que somos

…..

Mac observó como su extraño nuevo amigo se iba con una rubiecita que enseguida no le gustó; los vio hablar durante unos minutos, sus rostros reflejaban diversos sentimientos y por la oscuridad no podía leer bien los labios de alguno por lo que no supo de qué hablaban. Mientras esperaba que Harm volviera Harriet se dirigió a la barra.

- cuéntame como va todo-chilló brincando mientras se frotaba las manos.
- no hay mucho de que hablar, es interesante
- ¿interesante?- Harriet le miró insultada- tienes junto a ti al mejor tipo del lugar y dices que solo es interesante!!!- casi grito- yo que tu le lanzaría el lazo y que pase lo que tenga que pasar
- Gracias a Dios que no soy tú y tú estas casada
- Mac por favor, mira si no quieres hacer lo que te digo mínimo pídele su número o dale el tuyo; dame la satisfacción de saber que ya no lloras por más tiempo a la rata de tu  ex.
Mac suspiró- te prometo que le dejaré mi numero ¿es suficiente?
- la verdad no pero me conformo con eso; ah por cierto y antes de que se me olvide Caroline tiene una tienda de antigüedades y quiero ir ¿vas conmigo?
- No es mala idea, tal vez compre una lámpara.

Harriet le sonrió cual madre orgullosa antes de mirar sobre el hombro de Mac- vale, entonces tenemos planes para mañana y ya me voy el señor “ojos divinos” ya regresa-

Mac giró los ojos “Harriet nunca va a cambiar” murmuró para si antes de girar en su asiento para ver regresar a su hombre de ensueño, pero el no regresaba solo, sino con la rubiecita a cuestas.

- Sarah me gustaría presentarte a Laila Katalakis, es una vieja amiga- Laila sonrío ante la gran verdad que acababa de decir Harm
- Mucho gusto- contestó Mac quedamente
- el gusto es mío corazón- contesto dulcemente Laila- siento haberte robado a Harm por unos minutos pero teníamos un pequeño asunto que tratar pero ya es todo tuyo.

Mac miró a Harm si saber que decir y así el silencio se extendió entre los tres por algunos instantes, no era incomodo  pero cada uno sabia bien que debía decir algo, la primera en hacerlo fue Laila

- lamento no seguir con ustedes pero aquella delicia de la esquina- señaló a un hombre de alrededor de treinta- necesita compañía, me dio un gran gusto conocerte Sarah- acto seguido tiró de ella para abrazarla, Mac estaba sorprendida por los actos de ella;- y usted – se dirigió a Harm- tiene una cita conmigo ¿entendido?- antes de que Harm pudiera responder o reaccionar, Laila tiró de el y lo abrazó, le dio un beso en la mejilla y le susurró al oído- tu Sarah es descendiente de Helena, la  esencia de esa zorra esta viva en sus venas.

3 comentarios:

mariana dijo...

hayyyy me quede con la intriga como que zorra espero el proximo capitulo saludos

Citu dijo...

Genial capitulo, tu historia esta muy movida e intrigante. Te mando un beso cuidate

lexie dijo...

gracias chicas

Publicar un comentario

Para ustedes... mi corazon

9788408078166.jpg
Hermien Stellmacher

Descubre NOSOLOCHICAS, ¡la colección que está de moda!

About Me